La venta de mi 3DS, PsVita y PlayStation Plus

La videojuerga invernal (publicado el 20 de septiembre de 2012)

Pueden pasar meses sin que encienda mis consolas de sobremesa, pero llega diciembre y me da por repasar mi colección de arriba abajo, quitar el polvo, ordenar y jugar todo lo que no he jugado durante el resto del año. El frío me invita a buscar este tipo de entretenimiento, seguro que no soy el único que piensa en sofá-manta-galletas-peli/series/juegos como plan perfecto. Qué a gusto se está, ¿verdad?

Tengo una PlayStation 3 muerta de asco desde poco después del lanzamiento de Gran Turismo 5. Cuando la enciendo, es para ver películas o, como mucho, probar alguna demo. ¿Por qué ya no juego? Porque no compro juegos. ¿Por qué no compro juegos? Porque la mayoría no me interesan, no creo que merezcan mi dinero o, simplemente porque no tengo dinero.

Hoy en día, mi atención está centrada en las portátiles, en Steam y en los juegos de 8 y 16 bits. Steam es un servicio clave para mí, gracias a Valve he redescubierto el PC como plataforma de videojuegos. Ahora tengo a mi alcance todo tipo de títulos que sí puedo costearme, incluso he acumulado más de lo que puedo jugar (error de novato, no volverá a pasar). Me gusta tener mi colección en caja, pero hay ofertas irresistibles que no puedo dejar pasar. ¿Cómo rechazas Portal 2 a 3 euros? Mi dinero llega al autor y no tengo que hacer sitio en la estantería. Prefiero mis juegos físicos, pero si el precio es bajo, puedo plantearme lo digital como una opción.

Continuará…

La venta de mi 3DS (publicado el 17 de diciembre de 2012)

Es doloroso tener muerta de risa una consola actual, no me sobra el dinero. Sinceramente, no es algo que me pueda permitir, sobre todo pudiendo destinar esos euros a otras cosas. Me sabe mal deshacerme de mi 3DS, pero se trata de una decisión muy meditada, como meditada fue también su adquisición. No la compré hasta que encontré un precio razonable, no soy un comprador compulsivo.
Quizá penséis que venderla ahora es una tontería porque pierdo dinero, pero yo no lo veo así. ¿Sabéis qué es perder dinero? No venderla. El uso de mi 3DS en el último mes se ha limitado a encenderla y observar lo bonita que es. Y este año ha sido anecdótico, sólo repuntó cuando descubrí que Shinobi era un juegazo, muy old-school, muy duro. Pero pronto llegó mi desilusión al no poder comparar puntuaciones con amigos… ¡con 3DS me siento aislado!

En mi grupo de amigos soy el único que la tiene, y como no me gusta llevarla encima cada vez que salgo, lo del StreetPass es una leyenda urbana para mí. Vamos, que no le saco provecho a una de las características más divertidas y uno de los puntos fuertes de la máquina desde su presentación. Por otra parte, la infraestructura on-line de Nintendo no me satisface, la veo muy atrás respecto a lo que ya conozco en Vita y PlayStation 3.

Lo dicho, cuando enciendo la 3DS me siento aislado. No tengo gente con la que jugar en persona o streetpassear, y mis pocos contactos nunca están conectados. Lo que no alcanzo a comprender, es que hasta en Android, juegos tontísimos cuenten con tablas de puntuación on-line. No soy un fanático de los trofeos, pero necesito interacción y reto entre amigos, que haya vidilla, poder acceder a sus perfiles, comparar juegos, etc.

Catálogo. Tema importante. Tres de los grandes pilares se me vinieron abajo. He descubierto, con gran tristeza, que Mario Kart 7 y New Super Mario Bros. 2, no me gustan mucho. Juegos como Resident Evil y Snake Eater se me hacen complicados, ¡no sé jugar en una pantalla pequeña! Animal Crossing sale tardísimo, cada día que pasa me interesa menos el nuevo Castlevania (ojalá me equivoque y sea la bomba) y no hay ni rastro de mi querido F-Zero :lloro:

He decidido no vender todos los juegos, no descarto darle una nueva oportunidad en el futuro, quién sabe. Creo que en dos o tres años, 3DS podría ser una máquina increíble, pero yo no puedo esperar, me bajo aquí.

Venta de mi 3DS (publicado el 20 de diciembre de 2012)

Ya está, la he vendido. Me habría gustado terminar Ace Combat (un remake muy apañado de la segunda entrega) pero no tuve tiempo. Bueno,  no me arrepiento, las horas de juego cayeron en picado desde que acabé Shinobi. He llegado a encenderla por obligación, intentando convencerme de que merecía la pena conservarla. Entonces terminaba dibujando con la aplicación de Correo las tonterías que ya conocéis…

Si yo fuera ese tipo de jugador que le dedica 200 horas a Mario Kart mientras el catálogo va creciendo, la cosa sería distinta. ¿Sabéis qué pasa? Que yo soy el tipo que le dedica 200 horas a WipEout, Lumines o a la recolección de dogtags en Metal Gear Solid 2. No pienso que Vita esté en un momento como para tirar cohetes, pero son esos juegos los que a mí me entretienen durante meses, años.
Con Vita, al contar con varios títulos de los que jamás me aburro, los períodos de sequía serían más llevaderos. Cuatro amigos ya la tienen, y mi número de contactos on-line es bastante elevado. A Near le sacaría todo el partido que no le saqué a Streetpass (no me gusta ir cargado con más trastos que el móvil, ni siquiera me gustan los móviles). Por supuesto,  el montón de clásicos de PsOne adquiridos en PSN también son compatibles con Vita. Y…

PlayStation Plus

Éste es el tema que quería comentar desde la semana pasada. ¿Cuánto hemos suplicado por servicios como Netflix? ¿Y cuántas veces nos hemos escandalizado al ver precios en consola hasta 20 ó 30 euros superiores que en PC? PlayStation Plus es el Netflix de los videojuegos, una suscripción que te permite acceder a 65 juegos al año. Si me lo cuentan hace seis años, ¡no me lo creo! :O

En menos de un mes de servicio, ya poseo más juegos de los que puedo jugar: Batman AC, Vanquish, Limbo, Crysis 2, Ratchet y Clank TPU, Little Big Planet 2, MotorStorm Apocalypse, Infamous 2, Resident Evil 5… Pero PlayStation Plus no sólo está orientado a la sobremesa de Sony, Vita también recibe títulos: Uncharted, Gravity Rush, Mortal Kombat, Mutant Blobs Attack, Chronovolt…
Es tal el aluvión de títulos (14 juegos iniciales desde el momento en que te suscribes), que durante 2013 no voy a gastar dinero en mantener mis consolas Sony. Con los dos años que he estado sin tocar Ps3, todo lo que me ofrezcan será novedoso para mí. Como mucho, podría hacerme con algún must have en formato físico, de esos que gusta tener en la estantería, nada más. PlayStation Plus es el mejor servicio que existe, me quito el sombrero ante esta iniciativa.

Resulta que Sony, dormida en los laureles al inicio de esta generación, es la única que empieza a escuchar a sus usuarios. No sé qué será de PS Plus en el futuro, si ofrecerán menos juegos o peores condiciones, pero durante 2013, lo considero un verdadero producto estrella. A día de hoy, que por 40-50 euros te presten 65 juegos, es un chollo. ¿Alguien da más?