Sega Saturn: La última de su especie

Llevaba dos años tratando de publicar un artículo especial sobre SEGA Saturn sin éxito. Había acumulado tanto material, escrito tantos artículos, que podría haber montado un vídeo de 5 ó 6 horas, corto me quedo. Como no podía editar un documento de semejante tamaño, empecé a fragmentar la información para publicarla en pequeñas porciones. En mi empeño por dedicarle tiempo a mi sistema favorito, reciclé ese trabajo original y convertí 2018 en mi año de SEGA Saturn. Todavía no ha llegado a su fin, pero aquí tenéis el inicio de este tributo a un sistema espectacular.

Introducción:

Saturn causó muchos quebraderos de cabeza y diferencias internas en SEGA, fue pronto repudiada por la industria y el gran público. Curiosamente, al mismo tiempo que el mercado de los videojuegos mutaba, unos pocos a quienes ahora considero afortunados, resistíamos toda esa presión popular, viviendo con Saturn los que serían los mejores y últimos años del videojuego clásico en su máximo esplendor.

Si nunca indagaste más allá, si conservas la percepción de fracaso impuesta por la industria, por la prensa, por nuestros amigos o por nosotros mismos al ver cómo Sony y PlayStation arrasaban, déjame advertirte que dicho fracaso sólo podemos atribuirlo a unas ventas por debajo de lo esperado, estimadas en unos 9 millones de unidades. Saturn es mucho más de lo que nos contaban cuando algunos de nosotros éramos niños, mucho más de lo que entusiastas como yo, dedicados por completo a esta plataforma desde el primer día, pudimos llegar a imaginar entonces, ¡no nos lo permitían!

No es de extrañar que en los últimos tiempos su fama se haya incrementado, labrándose una excelente reputación entre aquellos jugadores que descubren ahora sus cualidades. Porque cuando se trata de juegos, pocos sistemas que hayan caído prematuramente nos han brindado un catálogo tan rico como el de Saturn. Que a nadie le sorprenda si me deshago en elogios hacia esta formidable máquina, es de largo mi consola favorita y no voy a fingir una falsa imparcialidad.

Me apasiona SEGA, me apasiona de verdad la antigua SEGA, y me duele haber llegado a este punto en el que yo también caigo en esa distinción entre pasado y presente, recurriendo sin más remedio a una maniobra con la que intento marcar los tiempos, dejando clara la ruptura entre lo que fue entonces y es hoy. Lo siento, la SEGA que conocí fabricaba sus propias consolas, y sus juegos eran tan increíbles, que se bastaba ella solita para abastecer de buen software a todas sus maquinitas; se lanzó de cabeza contra el monopolio doméstico de Nintendo sin pensar nunca en las consecuencias, y reinó en los salones recreativos con juegos y tecnología que siempre iban un paso más allá.

Espero que disfrutes (si no lo estás haciendo ya) con una de las mejores consolas que existen, hecha a medida del jugador de siempre, dirigida en exclusiva a ti, aquel joven usuario de Mega Drive que devoraba arcades uno detrás de otro. La última sobremesa diseñada con el propósito principal de ofrecer la experiencia 2D más imponente de su generación, la última de su especie, SEGA Saturn.

La siguiente playlist te dará acceso a todo lo que llevo publicado.

SEGA Saturn: La última de su especie:

 

Los mejores juegos de Saturn

Si buscas los mejores juegos de Saturn, seas jugador, coleccionista o ambos a la vez, estoy preparando una sección especial sobre esta consola. Encontrarás análisis y recomendaciones en un TOP de grandes éxitos en constante evolución. Cuenta en sus filas con algunos de los mejores de la historia y shoot ‘em ups que quitan el hipo. No me limitaré a los 10, 20 más importantes o populares según el gran público, Saturn es mucho más que eso.

Muchas gracias por interesarte en mi sistema favorito. Somos bastantes fans de Saturn en el canal LV-481 en YouTube, pásate por allí y comparte tus recuerdos.