¡Feliz 2019!

Hoy, segundo día del año, me gustaría enviar un fuerte abrazo a familia, amigos y seguidores de LV-481.

Primero quiero comentar que Youtube es un lugar maravilloso. Varias cejas desaprobadoras se han arqueado antes de terminar la frase, tendré que repetirlo. Youtube es un espacio maravilloso, reflejo del maravilloso mundo donde vivimos, de la maravillosa especie que encarnamos y del maravilloso universo en el que existimos. El modo de emplear esta herramienta depende exclusivamente del tipo de persona que seas: puede que la desprecies porque para ti los demás sean unos idiotas, pensamiento con el que multiplicas las posibilidades de toparte con muchos más idiotas. ¿Sabes por qué? Porque inconscientemente es lo que estás pidiendo, reafirmar tu teoría. Sólo vas a encontrar lo que tú quieras encontrar, exactamente igual que en el mundo donde vives. Lo sé muy bien, en otro tiempo yo también estuve ahí, calzando esos incómodos zapatos que detestas; los odias, admítelo. Tira esa porquería a la basura, ponte algo mucho más cómodo, céntrate en las cosas buenas de la vida y todo irá mejor.

Creo que sin hacer nada tan extraordinario como en principio me propuse, porque me han faltado los medios por un lado, tiempo por otro y, como algunos sabéis, tuvimos que lidiar con un conflicto vecinal durante muchos años (no descansar adecuadamente se llevó mi salud, me transformó en otra persona, así de claro), debería sentirme orgulloso al haber mantenido el canal con vida y llegar a convertirlo en mi pequeño refugio. A pesar de las adversidades, creo que me las apañé para mejorar paulatinamente la calidad de mis publicaciones, aproximándome más a la visión inicial que surge cuando me planteo cómo será mi siguiente vídeo. No obstante, no puedo ocultar mi pena al echar la vista atrás, procuro no hacerlo, pensar en todo lo que no llegué a publicar, o en todo lo que publiqué y no quedó como yo esperaba, pero no es justo retroceder a aquellos días en los que el 50% del tiempo me sentía agotado y el otro 50% estaba furioso; hice lo que pude.

Los números obtenidos en 2018 permiten continuar con la monetización del canal, se han cumplido sobradamente los requisitos actuales impuestos por Youtube, eso es sobrepasar los 240.000 minutos de reproducción durante los últimos 12 meses y mantenerse por encima de los 1.000 seguidores. Se alcanzaron casi 270.000 minutos, o dicho de otro modo, 4.500 horas de reproducción total con un seguimiento de 356 nuevos suscriptores, prácticamente uno al día. Dadas las circunstancias, al ritmo de crecimiento actual podría recibir en 2019 de uno a dos pagos, aunque esto son suposiciones mías basadas en unos datos que nadie sabe cómo evolucionarán. En 2018 recibí un único pago con el que renové por completo la página (WordPress es un sueño hecho realidad) y adquirí la capturadora decente más barata que encontré de segunda mano, más algunos cables y adaptadores. El dinero que generasteis, porque sois vosotros los que ayudáis a mantener espacios como LV-481, se reinvirtió en mejoras muy útiles.

Mi objetivo para este año es seguir publicando material cada vez más pulido, cuidar más los pequeños detalles, seguir aprendiendo sobre el vasto mundo de la edición de audio y vídeo. Quiero darlo todo, no puede ser de otra manera, cada comentario de ánimo que recibo me empuja a entregarme más. Se lo debo a los videojuegos y os lo debo a vosotros, a la pasión que nos une por los clásicos. Voy a seguir propagando esa ilusión hasta mi último día en este mundo, porque jugar es mucho más que nostalgia. Jugar es soñar despierto, emocionarse, reír, compartir… jugar es vivir.

Espero que 2019 sea un año fabuloso, os deseo lo mejor.