Baja por avería: me colaron un ordenador defectuoso

He estado sin ordenador propio durante varias semanas, más de un mes hasta que por fin he recuperado el dinero y vuelto a montar una máquina funcional. Ésta fue la causa de retrasar mi primer análisis de Neo Geo y recurrir a material de Saturn que tenía mucho más avanzado. Os cuento lo que sucedió…

Al empezar el año mi pareja y yo decidimos renovar nuestros equipos. Adquirimos uno de segunda mano que empezó a fallar a los pocos días, aunque en ese momento lo consideré simples reinicios aislados. Para probarlo con calma esperé a recibir un adaptador VGA (mi monitor favorito es muy viejo), y antes de molestar al vendedor que no tenía la culpa de nada (¡error!) hice lo lógico: instalar de cero el sistema operativo, instalar nada más que mis cosas, mis programas de edición, diseño y algún juego, además de varios benchmarks. En cuanto transferí todo mi trabajo al nuevo equipo y le hice trabajar como la herramienta que es, los síntomas empeoraron con bucles infinitos de reseteos (sólo podía detener esa locura desconectando la alimentación) que dieron paso a gráficos corruptos cuando pude iniciarlo con «normalidad».

Cansado, lo abrí sin dudar un instante y mi paciencia llegó a su fin: disipador mal montado y tornillos mal apretados, pasta térmica fresca aplicada a borbotones e incluso restos en zonas de la placa donde no corresponde. Lo que me llevó a una clara conclusión: la GPU falló, le dieron un calentón para ver si volvía a funcionar (aviso para navegantes: técnicas como el reballing no dan buen resultado si no se sustituye el chip afectado), aplicaron pasta térmica de forma obscena (¿sabéis cuando el remedio es peor que la enfermedad?) y se lo endosaron al primer tonto que pasó por allí. Cuesta creer en la buena voluntad de la gente cuando tienes semejante chapuza delante, pero había que darle una oportunidad al vendedor, fue lo primero que hicimos.

Escribimos explicándole que el ordenador no encendía (en realidad era mucho más complicado que eso) sin mencionar nuestro examen interno, por lo tanto él no sabía cuánto sabíamos nosotros. El tipo nos respondió diciendo que lo sentía pero al ser una compra de segunda mano no ofrecía ninguna garantía. Sí, tanto lo sentía, tantísimo, que en lugar de interesarse, preguntar por los síntomas o tratar de echar una mano con ideas absurdas como todo buen hijo de vecino haría, cosas del estilo apagar y encender por enésima vez, apretar bien los cables o el clásico formateo divino, no mostró la más mínima preocupación: se protegió con una pamplina y se lavó las manos. Tras su lamentable contestación a nuestro correcto acercamiento, nos pusimos firmes hasta que cedió, imagino que se vio entre la espada y la pared ante la inminente denuncia.

Con o sin garantía, le hicimos saber que era responsabilidad suya que el artículo cumpliera con la función para la que fue adquirido. Una responsabilidad, en este caso, de varios cientos de euros, no está de más recordarlo. Después de una conversación en la que no terminaba de dar información sobre cómo había probado y/o manipulado el equipo antes de venderlo, finalmente mencionó que sólo había navegado y visto youtube, lo que en ningún caso explicaría el pobre estado interno del ordenador. ¿Sabía realmente lo que vendía o fue víctima de un listillo anterior? ¿Le vendieron a él un ordenador de mierda y no se enteró? Todo es posible, pero no puedes vender un ordenador y decir que está perfectamente si lo único que has hecho antes de entregarlo es navegar; si sólo quisiera navegar me compraría una tostadora.

Lo más gracioso fue que si no le hubiéramos apretado las tuercas jamás habría devuelto el dinero, pero aún así tuvo la desfachatez de decir que habíamos actuado como fieras (¡no te fastidia!), que no nos habíamos puesto en su lugar (¿cómo?), que «casi le habíamos insultado» (ojo al concepto del casi insulto) y que él iba a dormir muy tranquilo. Muy coherente el tío.

En fin, queda escrito para dejarlo atrás junto al maldito ataque de ansiedad que padecí al desmontar el ordenador, no le voy a dar más vueltas, me libero de esta mierda. Tampoco voy a restarle protagonismo a lo que de verdad importa en el canal, los videojuegos y la amistad que nos une, por mi parte no veréis vídeos y entradas alarmistas del estilo «Estafa en Wallapop», pero hay que contar lo sucedido.

Ahora me toca montar un ordenador lo más barato posible con el que pueda trabajar, pero intentaré que sea hackintosheable para no tener que cambiar mis costumbres (¿suena demasiado pedante llamarlo «flujo de trabajo»? básicamente me refiero a eso) y programas favoritos por otros que no conozco. No tengo ninguna simpatía especial por Apple desde que fui excluido como cliente (sus precios son cada vez más prohibitivos para mí, los veo absurdos) pero su sistema operativo ha sido mi hábitat natural desde hace once años. Las piezas están en camino, nos vemos pronto.

 
Comprando a través de los siguientes enlaces apoyarás mis proyectos en la red con un pequeño porcentaje de la venta sin coste adicional para tu bolsillo. Me comprometo a añadir únicamente artículos que consumo y sitios que recomiendo:

Amazon: https://www.amazon.es
Filamento BQ Easy Go PLA 1KG 1.75mm: https://amzn.to/2UKvSKh
Filamento SAKATA PLA 3D850 1KG 1.75mm: https://amzn.to/2Y9DhVq

En LV-481 no encontrarás publicidad intrusiva que entorpezca la lectura de los artículos disponibles, muchas gracias por tu visita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.