Qué son / causa de las luces rojas / amarillas de 360 y PS3

Debido a su alta toxicidad, desde 2006 los dispositivos electrónicos de consumo, tales como consolas de videojuegos, tabletas, portátiles, móviles y demás, dejaron de incluir plomo en sus aleaciones de estaño. No es la única sustancia restringida, otras como mercurio, cadmio y cromo VI también están incluidas en la Rohs, directiva adoptada por la Comunidad Europea para evitar el uso de sustancias altamente dañinas.

¿Quieres saber más? La directiva Rohs (enlace a Wikipedia)

La obsolescencia acelerada del estaño sin plomo

Este paso adelante por nuestra salud, es un paso atrás en otros aspectos, como la durabilidad de nuestros equipos de ocio. No bastaba con una industria que trata a sus propias creaciones como juguetes de usar y tirar. Finalmente lo han conseguido, ahora sí son de usar y tirar. Es muy probable que alguien me diga que su Xbox 360 funciona perfectamente. Le creo, la mía también. Sin embargo, la ausencia de plomo en nuestras consolas, fue causante directa de la epidemia de luces rojas en Xbox 360 y luces amarillas en PlayStation 3.

El problema no radica en que las aleaciones de estaño libres de plomo no soporten altas temperaturas, de hecho, resisten mucho más. Tú mismo puedes hacer la prueba en casa si intentas soldar estaño con plomo y sin él; el primero se funde a menor temperatura. Entonces, ¿qué está pasando aquí? El plomo en las soldaduras aportaba una elasticidad que desaparece en las aleaciones de estaño, cobre y plata. Además, se ha comprobado una mayor oxidación que también daña las juntas. En aparatos con picos de temperatura tan repentinos y opuestos, perder estas propiedades hace que las uniones sean más propensas a dañarse y partirse.

Y al final, obtenemos luces rojas en Xbox 360 porque su precaria refrigeración acentúa aún más el deterioro. Y tampoco se libró del todo PlayStation 3, su a priori más que digno sistema de ventilación, no funciona en óptimas condiciones porque, aún pudiendo disipar mucho más calor, Sony deseaba una consola silenciosa. La mayor parte del tiempo, el descomunal ventilador de PS3 gira a menos velocidad de la que podría y debería.

Un par de consejos

En resumen, eso es todo. Respecto a métodos como el reflow, no recomiendo gastar dinero en esto, es una chapuza, jamás pagues por algo así. Para mí, el reflow es un sistema de emergencia para recuperar partidas y poco más, lo puede hacer cualquiera en casa. El reballing sí es una solución más a largo plazo, aunque existe la mala costumbre de reinstalar los mismos chips que fallaron anteriormente (muchas veces se encuentran en las últimas después de soportar tanto estrés). Para un reballing a largo plazo, se deberían instalar componentes nuevos (esto dispararía el precio, por eso no se hace) y aplicar pasta térmica adecuada. Y por precaución, forzar los ventiladores a girar más rápido con modificaciones de software o hardware.

Lo que nadie quiere oír, en especial las tiendas y talleres dedicados a la reparación, es que a veces sale más a cuenta adquirir un modelo nuevo (PS3, 360 o la máquina que sea). No considero que las versiones más nuevas sean mejores a nivel de usuario, pero los modelos rediseñados de máquinas modernas suelen ser más eficientes en cuanto a consumo energético. Como consumen menos, también se calientan menos, por lo que sus sistemas de refrigeración, aunque no sean de lo mejorcito, cumplen con las exigencias. Vamos, que CPU, GPU y demás componentes, sufren un poquito menos en consolas como Xbox Slim, PS3 Slim, PS4 Slim…