Nuestra impresora 3D

En diciembre del año pasado mi pareja y yo adquirimos un kit para montar nuestra propia impresora 3D. Muchos ven las impresoras 3D como juguetes para imprimir tonterías, al fin y al cabo son los usos más habituales entre los que compran estos artilugios como un capricho más. Pero en ningún caso dichos usos deberían tomarse como el propósito original de su existencia, estas máquinas son verdaderas herramientas con posibilidades infinitas dentro de un taller casero, el sueño de cualquier arquitecto, artista, ingeniero o inventor.

Todas las imágenes y secuencias pertenecen a diciembre de 2015, desde entonces nuestra máquina ha cambiado con la inclusión de diversas mejoras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.