Medidas de seguridad para cama caliente con RAMPS 1.4

Me he empapado de información para instalar una cama caliente en mi impresora, reduciendo los riesgos de quemar conectores y componentes electrónicos. Tras días de estudio, la conclusión es la siguiente: la placa RAMPS es un estándar dentro de la impresión 3D, usarla me ha facilitado mucho la vida y me ha ayudado a entender rápidamente muchos conceptos que otros usuarios detallaron antes, pero arrastra errores de diseño que deben solucionarse al instalar una cama caliente.

Las razones para instalar una cama caliente son dos: mejorar la adherencia de la primera capa al imprimir PLA, pero sobre todo, poder imprimir en materiales como el ABS. Si solamente te interesa imprimir PLA y no sufres pérdida de adherencia ni warping (esquinas que se levantan por la contracción del plástico al enfriarse rápidamente, aunque en esto también influye una mala nivelación), entonces directamente no necesitas una cama caliente. Pero a mí me interesa mucho el ABS por sus propiedades, así que finalmente he instalado una de estas plataformas.

Bien, la cama caliente se alimenta mediante dos cables (+ y -) conectados a la salida D8 de la RAMPS. Sería tan sencillo como soldar dichos cables y atornillarlos, además de utilizar una fuente con la potencia suficiente para alimentarlo todo, y colocar un termistor extra para regular la temperatura de la cama. El esquema es muy fácil de entender (lo siento mucho pero no recuerdo quién es el autor de la siguiente imagen):

La fuente original de BQ no puede con los motores, el hotend y la cama al mismo tiempo, por eso muchos usuarios se decantan fuentes ATX de PC bastante asequibles, para alimentar todo el conjunto o por separado.

Es muy fácil poner todo esto en marcha, pero como decía antes, hay un pequeño problema en el diseño de la RAMPS. Aunque en teoría está preparada para alimentar una cama caliente, los picos de tensión que se producen al encender y apagar la impresora con una cama caliente instalada, van destruyendo el mosfet hasta dejarlo frito. Si hubieran elegido un mosfet adecuado o hubieran protegido correctamente el actual, no estaríamos en esta situación, pero no hicieron ninguna de las dos cosas.

En el siguiente enlace explican con más detalle estos problemas y cómo proteger los mosfets originales de la RAMPS con unos diodos que cuestan céntimos: https://www.spainlabs.com/foros/tema-Fallo-de-diseño-BRUTAL-en-la-RAMPS-que-tortura-a-los-MOSFET

No puedo olvidar, antes de terminar, una cosa muy importante. Para evitar males mayores, los cables deben estar siempre bien conectados, tornillos bien ajustados (revisiones semanales si es necesario) y de un diámetro apropiado, con cierto grosor pero que entren de forma limpia, sin hilos sueltos. Si no, llegan los sustos, los conectores derretidos y cosas peores. Cuidado con los componentes procedentes de Aliexpress y similares, aunque muchas veces me veo obligado a comprar barato, no siempre es lo más adecuado.

 

Actualización 15 de marzo de 2018 (aunque esto que narro a continuación me pasó dos semanas atrás)

Pues me dispongo a proteger la electrónica con unos diodos 1N4007, pruebo a encender la cama caliente y… no sucede nada de nada, la temperatura no aumenta, y ni siquiera se enciende el LED de la RAMPS que indica el paso de energía hacia la cama.

Compruebo conexiones, pierdo el tiempo revisando todo lo revisable, cambio varias veces el cableado, rebusco fuentes de alimentación más nuevas… Y al final, después de perder el tiempo durante varios días con la impresora a medias y un desorden colosal en mi espacio de trabajo, descubro estupefacto que el mosfet de la cama caliente está soldado al revés en mi RAMPS.

Menudo fallo garrafal en la RAMPS que me vino con la Hephestos de BQ, menos mal que no se estropeó nada. En fin, los diodos ya están colocados tal cual explicaban en el foro SpainLabs. Da comienzo mi aventura con el ABS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.