La razón por la que no publico guías para hackear consolas

Anoche realicé en mi 2DS XL una serie de operaciones para saltar los sistemas de seguridad implementados por Nintendo. Hackear la consola propicia ventajas como el uso de aplicaciones creadas por gente como tú y como yo, software casero tan divertido como emuladores de sistemas muy antiguos y, no seamos hipócritas, la posibilidad de probar juegos originales de 3DS sin pagar por ellos. ¿Probar? Bueno, más bien jugar hasta que te hartes. Sé que tú amas los videojuegos tanto como yo, que sólo los pruebas por curiosidad y, cuando tu economía lo permite, añades a tu colección los que más te gustan pero… sabemos que el resto del mundo no funciona así.

Pero tampoco podemos juzgar a los demás, que cada uno haga lo que le dé la gana asumiendo su propia responsabilidad: si estropea su consola o incurre en un delito, allá él (jo, ahora hablo como Nintendo en los 90, “¡cuidado con los adaptadores, rompen la Super Nintendo!“). ¿Estamos de acuerdo? Espero que sí.

La razón por la que yo hackeo mi 2DS pero no publico cómo hacerlo es la misma que para el resto de mis consolas, pero además hay una diferencia sustancial. La modesta portátil de Nintendo es un sistema que todavía no ha finalizado su ciclo en el mercado, se sigue vendiendo y, aunque pocos, diría que sigue recibiendo juegos. No ha sido abandonada, está en las tiendas, es una fuente de ingresos para Nintendo y otros desarrolladores. La verdad es que no tendría absolutamente ningún inconveniente en mostrar cómo instalar un modchip en una PlayStation o Saturn, o enseñar cómo funciona un cartucho flash para Mega Drive, ¿pero para qué? Ya lo han hecho miles de personas antes que yo, me niego a seguir duplicando contenido en una red llena de basura, reflejo de un mundo atiborrado de basura.

Cuando 3DS/2DS muera comercialmente, no publicaré cómo hackearla porque volveré a encontrarme en la misma situación: ya estará todo hecho, dicho y documentado por millones de chavales en Youtube. Valoro mi tiempo, no voy a trabajar en algo que ya está hecho y resolver dudas que ya han sido resueltas. Además, se trata de la parte más aburrida de publicar tutoriales, que te pregunten una y otra vez las mismas dudas que resuelves en la propia guía. No sé por qué, pero siempre hay alguien que necesita recibir la respuesta directamente de ti, no le vale con escucharte en el vídeo diciendo palabra por palabra lo que necesita. Obviamente no me enfado, pero me sabe mal que no se esfuercen, que lo quieran todo bien masticado; así no se aprende.

Eso sin contar con lo más importante: el público que quiero reunir en LV-481 son personas interesadas en el videojuego, no en tener más juegos gratis. Como de costumbre, prefiero tener pocas visitas pero seguir haciendo lo que me entusiasma. Lo que sí puedo hacer, por si a alguien le sirve, es confirmar que el NTRBOOT se puede instalar en el ACE3DS Plus de PCB verde e icono de Bob Esponja:

https://github.com/ntrteam/flashcart_core/issues/33

Esta será mi única aportación, que cada uno haga después lo que crea conveniente. Hackear tu consola no es algo bueno, ni tampoco malo. Aunque para mí, instalar ScummVM siempre es algo bueno. Espero que funcione decentemente… Si no, tampoco pasaría nada, hay miles de cacharros en los que esas aventuras gráficas clásicas funcionan perfectamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.