Gracias por el apoyo (y el Content ID de Youtube haciendo de las suyas)

En esta web, visitada normalmente por cuatro amigos de toda la vida, trato de publicar el mismo contenido que en Youtube. Defiendo los análisis tradicionales compuestos por texto e imágenes, como los que leíamos en la prensa en décadas pasadas o en nuestros primeros años por la red. El factor nostalgia influye, por supuesto. Sin embargo, un factor determinante para tomar esta decisión son las restricciones impuestas por este mundo absurdamente competitivo y jodidamente loco.

Hay poco tiempo para el crecimiento personal, el recreo relajante y la diversión sana, actividades que deberían ser tan importantes como el trabajo. Pero como no es así, creo que es más sencillo ofrecer un análisis en texto que pueda ser leído rápidamente sin consumir gran parte de vuestro tiempo. Un vídeo bien montado puede ser muy ameno, no cabe la menor duda, pero esos dos minutos de vuestro tiempo se multiplican por cinco. Simplemente quiero que podáis elegir entre ambas opciones.

Por otra parte, es innegable que gracias a Youtube llego a una audiencia mayor. Mucha gente joven se informa exclusivamente con la información que encuentra en dicho portal, no visitan otros sitios. Mi meta no es hacerme famosos, no encajo en el perfil de celebridad, me gusta estar tranquilos, trabajar a mi ritmo y hacer las cosas a mi manera, sin pensar demasiado en el qué dirán o en gustar más. Pero claro, camino de 400 seguidores me doy cuenta de que los vídeos interesan. Gracias por el apoyo constante.

El otro tema que deseo destacar es el absurdo en el que me he visto envueltos en los últimos días. Siguiendo con mi labor de llevar todos mis textos a vídeo y viceversa, he recibido una reclamación debido a un fragmento muy concreto en mi última publicación. Se trata del vídeo dedicado a Manx TT SuperBike, una crítica en mi línea, valorando lo que considero sus aspectos positivos y negativos. Es decir, el tipo de vídeo informativo que entra en la categoría de uso justo según la política de Youtube y de cualquier tribunal.

Pues bien, sucede que una tal Menandmotors (al parecer un canal on-line dedicado a… ¡hombres y motores!), reclama la autoría del contenido visual aparecido en el vídeo desde el minuto 2:25 al 2:58. No solo reclama la autoría de ese fragmento, cualquier beneficio obtenido por publicidad (no se me permite “desmonetizar” el vídeo) irá a sus bolsillos. Completamente alucinado, corro a ver el fragmento en cuestión y resulta que coincide con la introducción de WipEout 2097.

¿Menandmotors propietaria de la introducción de WipEout 2097? ¡Claro, todo el sentido del mundo! Primero, la propietaria de WipEout es Sony. Segundo, el vídeo es una crítica sobre un producto. Tercero, tanto Youtube como Sony permiten publicar y monetizar vídeos de este tipo. Motivos más que suficientes para impugnar esta injustísima reclamación que únicamente puede deberse (quiero creer) a los algoritmos de Youtube haciendo mal su trabajo.

Tras la impugnación, Menandmotors tiene un plazo de 30 días para contestar. Si no lo hace, la reclamación desaparecerá. Y muy probablemente no se molesten ni en responder, ¿qué van a decir?

Actualización 19/03/2016 No hubo respuesta a la impugnación y Youtube ha procedido a retirar la reclamación. Estaba convencido de no estar cometiendo ninguna irregularidad, era de sentido común.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.