Mis juegos favoritos de Dreamcast

Ser la última consola de SEGA hace que la recordemos con cariño, pero Dreamcast es mucho más que un trágico desenlace que provoca añoranza y dispara la curiosidad. Esta maquinita nos ofreció una gran cantidad de juegos fabulosos en muy poco tiempo, especialmente gracias a una SEGA pletórica que lo dio todo, incluso su vida.

Muchos sitios se dedican a recopilar los cinco, diez o veinte mejores juegos de cada consola, captando la atención de aquellos curiosos que sin esfuerzo quieren saber rápidamente a qué jugar o qué comprar. ¿Cuál es el problema? En realidad no lo hay, pero en el 90% de los casos se están recomendando los mismos supuestos títulos estrella, las mismas supuestas joyas ocultas y las mismas supuestas rarezas. Incluso gente que no los jugó ni piensa jugarlos, se dedica en cuerpo y alma a publicar vídeos sobre esos juegos a los que todo el mundo debe jugar. Absurdo.

Que quede bien claro: esto no es un listado de los grandes éxitos de este sistema, ni lo más valioso en el mercado moderno. Es más, no creo necesario decirlo, pero lo voy a hacer: no tenéis que jugar a todo lo que yo juego para ser reconocidos como maestros absolutos de estas máquinas. Amigos míos, estos solamente son algunos juegos que disfruté como un enano siendo un chavalín, y otros descubiertos con el paso del tiempo, gracias a internet, emuladores y romsets caídos del cielo, títulos que en mi opinión van de muy decentes a extraordinarios. Y por supuesto, me encantará conocer los vuestros, sean valorados como buenos o malos por el resto del mundo, ¡nos da igual!

 

Artículo en preparación

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.