NAM 1975

Inauguro la sección que más ilusión me hace. Las pasadas navidades prometí reseñas de este sistema tan especial, desde hoy publicaré análisis de todos los juegos de Neo Geo que pruebe a fondo. No pude tenerla de niño, no me embarga ninguna nostalgia mágica, hoy es tan impresionante como en su época. Mi selección de títulos no se centrará en lo más popular del catálogo, seguiré la línea de mi trabajo con Saturn, confeccionando su historia a través de sus juegos: buenos, extraordinarios, olvidables… todos son importantes. Y como yo las historias las cuento empezando por el principio, ¡nos vamos a Vietnam!

 

La puñetera guerra es así:

 

NAM se ha convertido en uno de mis títulos favoritos del sistema, cualquier momento es bueno para redescubrir NEO GEO. Si te ha gustado esta reseña, únete al canal LV-481 y comparte tus vivencias, cada día somos más.

¿Buscas mi análisis original en formato texto? Lo puedes leer a continuación.

Análisis de NAM 1975 (NEO GEO)

NAM 1975 fue el primer videojuego desarrollado para los sistemas Neo Geo, y uno de los títulos que acompañó a MVS en 1990, AES en 1991 y CD en 1994. Es además perfectamente jugable en este último modelo, sus más de 40 megabits caben en memoria sin recurrir a cargas espantosas. Siempre voy a tener en cuenta esta clase de detalles, si me topo con cualquier problema o recorte gráfico reproduciendo la versión CD, lo sabréis. Y si se me escapa algo, que alguien lo diga. Los tres formatos comparten sin cambios un escenario inspirado en la más infame guerra Indochina, un conflicto de tal magnitud que se prolongó veinte años y salpicó, irremediablemente, a toda esa cultura popular que ingeríamos a través de incontables referencias en cine y videojuegos. Pocos sabían cómo demonios estalló o cómo terminó, pero todos los niños de los 80 sabíamos que hubo una guerra terrorífica en Vietnam.

Análisis NAM 1975 NEO GEO

Por fortuna, no se recrearon hechos que deberían avergonzarnos como especie, sino una versión alternativa con intrigas, giros argumentales, graciosas actuaciones forzadas, oleadas de enemigos, científicos chiflados y algún que otro engendro mecánico cual Metal Gear. Un disparate de videojuego que aún así sufrió la más absurda y calamitosa censura, pero no por las razones que estáis pensando. El año y las ubicaciones que visitamos nada tuvieron que ver, el único elemento que podía herir la sensibilidad de los consumidores eran los ropajes de la mujer en portada. En determinadas regiones, se tachó en caja (por encima del plástico), manual y cartucho con rotulador permanente su pierna derecha, la obertura de su camiseta y, según el criterio de no se sabe quién, hay casos en los que se llegó a tachar su cara y cuerpo enteros con un manchurrón tan negro como el de Vietnam. Una censura curiosa, extraña, al estilo SNK, pocas compañías podrían tener ocurrencias de este tipo, ¿para qué editar otra portada nueva pudiendo tacharla?

Análisis NAM 1975 NEO GEO
Fotografía recogida de internet

La censura aquí no es más que una anécdota por cómo se llevó a cabo de forma tan estrambótica, realmente no tuvo la más mínima importancia, no afectó en ningún sentido. NAM 1975 era un juego hecho y derecho con un sistema que recogía lo mejor de Cabal, una obra de TAD Corporation lanzada años antes cuyas similitudes conceptuales saltan a la vista. NAM compartía la misma temática militar, el mismo sistema de apuntado y desplazamiento simultáneo, hordas enemigas, tanques, helicópteros, metralletas, granadas, volteretas como maniobra evasiva y jefes finales. Vamos, que con tantos puntos en común, sumado a mi corta edad y a la saturación guerrillera de aquellos años (salvando las distancias, también me recuerda a Operation Wolf), podría haberlos confundido perfectamente. A pesar de su condición de clon, NAM no era de los malos, recogía un poco de aquí y allá aportando una buena ración de calidad propia.

Adoro ese ritmo tan bien medido que por alguna razón te hace creer, justo antes de descender al infierno, que eras el dueño absoluto (¡pobre iluso!) de la partida; hay algo plenamente satisfactorio en abatir hileras completas de enemigos. Pero basta un pequeño despiste, un sólo segundo rascándote el entrecejo, para apreciar de verdad la gran cantidad de soldados simultáneos en pantalla y sus animaciones. El movimiento del personaje y la mirilla están unidos, así que al pulsar una dirección ambos se desplazan hacia ese lugar, sin embargo, es preciso señalar que no podemos movernos mientras disparamos. Con estas condiciones el sistema de control tiene mucha miga: atacando somos un blanco muy fácil porque permanecemos estáticos, mientras que al esquivar el fuego enemigo también desplazamos la mirilla involuntariamente, lo que dificulta el posterior apuntado para acabar con ellos.

Análisis NAM 1975 NEO GEO

Cuando te superan en número NAM exige una gran coordinación entre ataque y evasión, debes esperar tu oportunidad tratando de no quedarte quieto, destacando que el mismo botón que usamos para correr, nos permite rodar si lo combinamos con las diagonales inferiores. Compartir dos funciones vitales en un único botón no suele gustarme, pero aquí la ejecución es perfecta, todo el sistema de control lo es. Sí, aumenta ligeramente la complejidad, requiere una técnica que debes asimilar desde el principio, pero no es ni mucho frustrante. Su dificultad, en algún punto, sí es bastante puñetera. Pero oye, eso ya lo sabías, ¿no? Es Neo Geo, ¿lo tomas o lo dejas? Si aceptas el reto, ten presente la jugarreta del último jefe… ¡tus continuaciones desaparecen! Combates contra él con las vidas que te quedan, morir te lleva a desbloquear el final malo y no puedes continuar. Honestamente, no me ha importado volver a empezar varias veces.

Análisis NAM 1975 NEO GEO

Si a este título de lanzamiento se le notan los años es porque estamos muy mal acostumbrados con lo que llegó después. Con el paso del tiempo los cartuchos de Neo Geo superaron sus límites iniciales, desplegando un derroche técnico 2D comparable al de hardware mucho más moderno. No es un referente del sistema, pero en mis pocos meses de experiencia con el modelo CD de la consola, NAM 1975 se ha ganado ya la etiqueta de clásico. Llevaba un tiempo sin experimentar eso a lo que no me gusta llamar adicción, un término al que le invertimos su carga negativa al hablar de videojuegos, entendiéndolo como una cualidad indispensable. Pero es que no es divertido, es mucho más; es no tener ganas de escribir esta reseña y editar su vídeo porque preferiría estar jugando. Puede que no impresione a simple vista, pero es un arcade redondo del que cuesta despegarse. Un vicio al que regresar una y otra vez.

Está formado por 6 niveles que ofrecen unos treinta minutos de intensidad y concentración maximas, conectados por escenas que desarrollan una peculiar trama con evidentes guiños cinematográficos, estampas que parecen extraídas directamente de películas como La Chaqueta Metálica, combinando seriedad y disparate a partes iguales (me encantan los diálogos). NAM 1975 es la primera de muchas reseñas por venir, un sistema que con juegos como éste se deja jugar como el primer día. Sin apenas aprovechar las cualidades de Neo Geo, y quedando relegado a un papel más bien secundario por cartuchos tan emblemáticos como Magician Lord (mi debilidad), es mi deber auparlo hasta la cima para que reciba reconocimiento, el que sólo le otorgan los fans más acérrimos de SNK. Creo que compensa sobradamente su sencillez gráfica con una jugabilidad técnica y precisa, más un modo para dos jugadores sublime, lo que nos lleva a un título imprescindible.

Análisis NAM 1975 NEO GEO

Me despido destripando uno de mis artículos a medias, me apropio de mi trabajo con una frase que también encaja perfectamente aquí. La verdadera razón por la que esta reseña es especial para mí, es no estar co-escrita por nuestra gran compañera Nostalgia. No he tenido ninguna ayuda, soy el único autor de este texto que pertenece al presente, al aquí y al ahora. No pude crecer con Neo Geo, pero envejeceré con ella. Y eso es igual de ilusionante.

Neo Geo, eres exactamente como soñaba. Bienvenida a casa.

 

Lo que dijo la prensa

Era verano de 1992, Hobby Consolas cumplía su primer aniversario y The Elf hablaba de NAM 1975 como una mezcla explosiva de acción arrolladora. Entre los puntos que más destacó encontramos sus animaciones, los escenarios con varios planos de scroll y el tamaño de los enemigos finales, pero también hubo menciones positivas para su intro, sonido y voces digitalizadas. Sin ningún comentario negativo, salvo que podría darte un paro cardíaco con tanta emoción, y que la guerra debe ser así, al referirse a su dificultad, se llevó una puntuación bien redonda, el siempre ansiado 90 con el que daban ganas de poseer aquel juego.

Más comedidos fueron en el número 5 de Super Juegos, aunque me es imposible extraer conclusiones de un análisis que cuenta mucho sobre el juego, describiendo desarrollo, enemigos y escenarios de principio a fin, pero sin ofrecer realmente ningún atisbo de su calidad o sensaciones a los mandos. Dicho esto, más que un análisis, después de leer lo que considero una sinopsis muy larga o destripe a lo Wikipedia, tampoco sé muy bien qué significa el 81,2 que recibió… El texto no refuerza la nota (ni viceversa), no nos habla de su calidad.